17.04.2018

Enfermedad de Chagas: ¿tratamiento para controlar la infección?

Días pasados este Editor fue entrevistado telefónicamente en relación a conmemorarse el 14 de abril el Día Mundial de Chagas.

En la nota motivo de dicha entrevista, publicada por INFOBAE, Argentina, titulada Día Mundial del Chagas: “Aún no se detecta al 50 por ciento de los bebés que nacen con Chagas”, se menciona textualmente en el último párrafo 

“El problema prioritario hoy es que se garantice el tratamiento integral para los infectados con Chagas. Se necesita que haya más pesquisa de personas que puedan estar infectadas, y que haya un programa que realmente se ocupe de darles atención médica y tratamiento para controlar la infección“, opinó Edgardo Schapachnik, médico cardiólogo y presidente de la Asociación Carlos Chagas.

Tal como está escrito y si fuera exactamente lo expresado, el párrafo en cuestión puede dar lugar a confusión porque no corresponde exactamente al pensamiento del Editor que firma esta NOTICIA DEL DÍA.

“No opino que el programa en cuestión dirigido a asistir a los afectados deba apuntar a “dar tratamiento para controlar la infección”, escribió el Editor en el Grupo sobre Enfermedad de Chagas del Proyecto CARDIOLATINA – FIAI de Telegram.

La enfermedad de Chagas está muy lejos de ser una mera simplificación de reducirla a la presencia del parásito, que debería eliminarse mediante el benznidazol (BNZ), propósito alejado de la realidad científica a la que apuntan los dueños de la compañia farmacéutica que fabrica y distribuye el benznidazol, único tripanomicida disponible.

La atención esmerada que debe brindarse a todo paciente consiste en la detección precoz de la presencia de eventual daño cardíaco; allí debe radicar el centro de todo programa de asistencia médica en Chagas.

No puede discutirse que el T Cruzi sea la causa de la Enfermedad, como se expresa en el Manifiesto de la Asociación Carlos Chagas. Pero en su compleja evolución, el comportamiento de la Enfermedad parece alejarse de la mera presencia del parásito, como quedó demostrado fehacientemente en el Estudio Benefit*.

El Estudio BENEFIT* es hasta la actualidad el único estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorizado que haya sido publicado que se propuso demostrar la eficacia del tratamiento parasiticida con benznidazol en la evolución clínica de la Enfermedad de Chagas, que es lo que realmente interesa desde el punto de vista de la enfermedad y principalmente, de los propios pacientes afectados…

La respuesta del BENEFIT fue categórica: el benznidazol NO IMPIDE EL AVANCE DE LA AFECCIÓN en estos casos. 

Enfermedad de Chagas NO ES SINÓNIMO NI REMOTAMENTE de dar tratamiento parasiticida con benznidazol porque tal como fue demostrado el parásito (y su elminación) no jugaron (ni juega, por su sola presencia) ningún rol en la evolución de la cardiopatía, que es el verdadero punto de preocupación para la Medicina y en especial para los pacientes

Entran aquí en consideración dos aspectos fisiopatológicos sustantivos, cuáles son la disfunción endotelial y la disautonomía temas ampliamente abordados en frondosa bibliografía y un tercero cuál es el rol de los anticuerpos antimuscarínicos.

En ese sentido, el tratamiento ideal sería aquel que no solo elimine el parásito y en consecuencia negativice la parasitemia y la serología, sino que sobre todo, evite la aparición tardía de cardiopatías, megas y complicaciones neurológicas y prevenga la muerte súbita. 

Estas consideraciones son convenientes para aclarar el equívoco concepto de “dar tratamiento para controlar la infección”,

* Morillo CA, Marin-Neto JA, Avezum A, Sosa-Estani S, Rassi Jr A, Rosas F, et al. BENEFIT investigators. Randomized trial of benznidazole for chronic Chagas’ cardiomyopathy. N Engl J Med. 2015; 373(14): 1295-306. 

Dr. Edgardo Schapachnik

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina