03.03.2019

Apnea obstructiva del sueño y SCA

Investigadores franceses publicaron en enero de este año en Sleep Disorders los resultados de un estudio que puso de manifiesto la importancia de los eventos apnéicos en la apnea obstructiva del sueño asociada con el síndrome coronario agudo.

Señalan que en la actualidad, la apnea obstructiva del sueño (AOS) es una afección crónica común que afecta al 10% de los hombres de mediana edad y al 3% de las mujeres de similar rango etáreo.

Las guías clínicas y otros informes destacan que esta condición está fuertemente relacionada con la prevalencia y las consecuencias de arritmias, hipertensión, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca. 

El mecanismo fisiopatológico incriminado en esta asociación se basa en la presencia de disfunción endotelial, la carga de placa coronaria, la inflamación crónica y la activación simpática, secundaria a hipoxemia intermitente.

Aunque el papel de la OSA (por sus siglas en inglés, -Obstructive Sleep Apnea-) como factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular ha sido bien definido, la descripción de este trastorno de la respiración durante el sueño en el síndrome coronario agudo es menos clara y se basa en informes de poblaciones pequeñas. 

Además, un estudio grande reciente observó que la OSA es un predictor de eventos cardíacos y cerebrales adversos importantes en pacientes que se sometieron a una intervención coronaria percutánea (ICP) para el SCA, pero todavía no hay consenso sobre la efectividad del tratamiento de la AOS para los pacientes con SCA. 

Por el contrario, un estudio de 136 pacientes con infarto de miocardio mostró niveles más bajos de troponina entre los pacientes con AOS, lo que sugiere un papel cardioprotector de la misma como “factor de preacondicionamiento”. Este efecto protector de la OSA se confirmó recientemente en pacientes con SCA, con una reducción del 54% en los niveles máximos de troponina I cardíaca en pacientes con AOS que en aquellos sin AOS.

Una revisión reciente de expertos, basada en las últimas publicaciones, mostró una heterogeneidad de las alteraciones respiratorias asociadas con la OSA y el daño orgánico y que, por lo tanto, se necesita una nueva definición de diferentes fenotipos, basada en parámetros polisomnográficos, clínicos y de resultados y no solo en el índice de apnea/hipopnea -AHI (apnea hipopnea index)-. 

Del mismo modo, los umbrales de hipopnea del 3% y el 4% parecían tener diferentes consecuencias cardiovasculares y la desaturación del oxígeno es más pronunciada durante la apnea en comparación con la hipopnea, con una duración más prolongada del evento.

Por lo tanto, los autores plantean la hipótesis de que un perfil más apneico de la OSA definido por la relación entre AI (apnea index) y AHI podría estar mejor correlacionado con la gravedad de la insuficiencia cardíaca en el SCA en comparación con el AHI solo.

Cincuenta y tres sujetos con SCA (primer infarto agudo de miocardio) fueron evaluados prospectivamente para la OSA. Cada paciente fue evaluado mediante polisomnografía (PSG) dos meses después del SCA.

La edad promedio de esta población fue de 59 ± 9,6 años; el 81,1%  fueron varones, IMC a 28,5 ± 4,2 kg / m2, circunferencia del cuello de 42,5 ± 12,6 cm y circunferencia de la cintura de 102,5 ± 16. , 5 cm. 

La mayoría de los pacientes (73,6%) tenían una OSA de moderada a grave (índice de apnea-hipopnea (IAH) ≥ 15 / h e índice de despertares ≥ 10 / h). 

Los autores definieron el que denominaron coeficiente apneico (AC por sus siglas en inglés) como la relación entre el índice de apnea (AI) y el IAH. Elegieron como valor de corte el valor medio del coeficiente de apnea que hallaron en la población estudiada, que fue del 37%. 

Los pacientes con mayor AC (AC ≥ 37% versus AC <37%) tuvieron niveles más altos de Troponina I (63,4 ± 63,2 versus 29,7 ± 36,1 ng / mL, p = 0,016), mayor niveles de NT-proBNP (1879,8 ± 2141,8 versus 480 ± 621,3 pg / mL, p = 0,001), mayor puntaje SYNTAX (15,8 ± 11,5 versus 10,2 ± 5,9, p = 0,049), y fracción de eyección del ventrículo izquierdo inferior (FEVI 53,3 ± 11,4 versus 59,4 ± 6,4%, p = 0,023) y era más probable que tuvieran un STEMI (21 pacientes (77,7%) vesus 14 pacientes (53,8%), p = 0,031).

En conclusión, un coeficiente apneico (IA / IAH) ≥ 37% se correlacionó con una insuficiencia cardíaca más grave, así como con un mayor índice de hipoxemia y de despertares.

* Calcaianu G, Bresson D, Calcaianu M, Morisset B, El-Nazer T, Deodati C, Virot E, Holtea D, Iamandi C, Debieuvre D. The Importance of Apneic Events in Obstructive Sleep Apnea Associated with Acute Coronary Syndrome. Sleep Disord. 2019 Jan 21;2019:6039147. doi: 10.1155/2019/6039147. eCollection 2019.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina