07.10.2019

Costos relacionados con infecciones de dispositivos implantables

Un estudio observacional retrospectiva realizado en el Reino Unido dio cuenta de las infecciones por dispositivos cardíacos electrónicos implantables (CIED por sus siglas en inglés) y señaló que son costosas y están asociadas con hospitalizaciones prolongadas. Estas conclusiones fueron publicadas el 2 de enero último por PLoS One*

Afirman los autores ingleses que las tasas de implantación de dispositivos cardíacos electrónicos (CIED) han aumentado en la última década. 

Paralelamente, las tasas de infecciones de estos dispositivos también están aumentando, y están asociadas con una morbilidad y mortalidad significativas. 

En 2011, el costo promedio del tratamiento médico y quirúrgico combinado para una sola infección CIED en los Estados Unidos osciló entre $ 28,676 y $ 53,349 mientras que, un desglose detallado de los costos y el impacto económico en la salud de tratar estas infecciones en el Reino Unido aún no se había informado. 

Además del costo del dispositivo, existen múltiples fuentes de gastos potenciales: pueden ser necesarios cursos prolongados de antibióticos, los pacientes dependientes de estimulación pueden requerir estimulación temporal, y los pacientes con cardiodesfibriladores implantables (CDI) explantados pueden necesitar permanecer en el hospital para monitoreo o ser dados de alta con un desfibrilador portátil (Lifevest), diseñado para detectar y tratar arritmias potencialmente mortales en espera de la reimplantación del dispositivo.

Un estudio de 2014 informó que el costo promedio de la infección por CIED en el Reino Unido fue de £ 30,958 con una duración promedio de la estadía (LOS, length of stay) de 29.9 días, aunque este estudio fue pequeño y midió el costo de la infección y no fue el objetivo principal. 

Manifiestan los autores que están surgiendo diferentes estrategias para el manejo de estos pacientes; algunos se someten a un procedimiento de “etapa única” en el que se extrae el dispositivo infectado y se reimplanta un nuevo dispositivo durante el mismo procedimiento. 

Este enfoque conlleva potencialmente el riesgo potencial de reinfección del nuevo dispositivo; en consecuencia, en el centro de práctica al que pertenecen -Manchester Heart Centre, Manchester University- ha adoptado un procedimiento de “dos etapas” para todos los pacientes, mediante el cual se completa un período de terapia con antibióticos después de la extracción, y un nuevo dispositivo se reimplanta en una fecha posterior. 

Con tal estrategia, algunos pacientes se reimplantan durante la primera hospitalización (reimplantación temprana (ER por sus siglas en inglés), mientras que otros son dados de alta y posteriormente regresan para la reimplantación de un día en una fecha posterior (reimplantación tardía (DR por sus siglas en inglés) 

A menudo se considera una estrategia de recuperación ante desastres cuando los pacientes tienen signos persistentes de infección, incluida la cicatrización tardía del sitio ínicial de infección, o cuando los pacientes clínicamente estables prefieren ser tratados de forma ambulatoria mientras esperan el reimplante. 

Ante estas consideraciones el propósito de los autores tuvo como objetivo determinar el costo promedio del tratamiento de la infección por CIED en un gran centro de referencia terciario del Reino Unido y comparar el costo de una estrategia de ER versus DR.

Para ello analizaron retrospectivamente los datos de costo y duración de la estadía (LOS) para pacientes consecutivos sometidos a extracción de CIED infectados, ya se tratare de pacientes con terapia de resincronización cardíaca (CRT-D [con desfibrilador], CRT-P [con marcapasos]), cardiodesfibriladores implantables (CDI) y/o marcapasos permanentes (PPM).

Entre enero de 2013 y marzo de 2015, hubo datos completos disponibles para 84 pacientes (18 [21.4%] CRT-D, 24 [28.6%] DCI y 42 [50.0%] PPM). 

Cuando se consideraron todos los casos, el costo de la infección varió de £ 5,139 (PPM) a £ 24,318 (CRT-D). 

Considerando diferentes estrategias de tratamiento; 41 (48.8%) se sometieron a extracción y reimplantación CIED durante el mismo ingreso (estrategia de reimplantación temprana (ER). 43 (51.2%) se sometieron a extracción, pero luego fueron dados de alta para ser readmitidos en el caso de día implantación (estrategia de reimplantación tardía (DR)). 

La mediana de LOS fue significativamente más corta en DR en comparación con ER (5.0 vs. 18.0 días, p <0.001). 

El costo total del episodio de infección CIED fue similar para ambas estrategias de tratamiento (mediana £ 14,241.48 vs. £ 14,741.70 incluyendo el desfibrilador portátil (Lifevest) y los costos de antibióticos ambulatorios, ER vs. DR; p = 0.491).

Como conclusiones los autores manifiestan que, las infecciones por estos dispositivos son caras y están asociadas con una carga económica y de salud significativa. Cuando se consideraron todos los tipos de dispositivos, una estrategia de DR se asocia con una reducción de LOS sin un mayor incremento de costos.

* Ahmed FZ, Fullwood C, Zaman M, Qamruddin A, Cunnington C, Mamas MA, Sandoe J, Motwani M, Zaidi A. Cardiac implantable electronic device (CIED) infections are expensive and associated with prolonged hospitalisation: UK Retrospective Observational Study. PLoS One. 2019 Jan 2;14(1):e0206611. doi: 10.1371/journal.pone.0206611. eCollection 2019.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina