07.07.2018

Disfunción eréctil y enfermedad cardiovascular

El estudio multiétnico de aterosclerosis (el estudio MESA por sus siglas en inglés) publicado en 2002 permitió que sus datos se usaran para analizar la Disfunción eréctil autodeclarada como un predictor independiente de futuros eventos cardiovasculares; estos resultados fueron publicados en junio de 2018 en Circulation*.

La NOTICIA DEL DÍA comentará dicha reciente publicación.

La disfunción eréctil vascular (DE) y la enfermedad cardiovascular (ECV) comparten factores de riesgo comunes que incluyen obesidad, hipertensión, síndrome metabólico, diabetes mellitus y tabaquismo.

La disfunción eréctil y la ECV también tienen mecanismos patológicos subyacentes comunes, como la disfunción endotelial, la inflamación y la aterosclerosis. A pesar de estas relaciones estrechas, la evidencia que documenta que la disfunción eréctil es un predictor independiente de futuros eventos de ECV es limitada.

Por lo tanto, los autores aprovecharon el estudio MESA (Estudio multiétnico de la aterosclerosis), un estudio de cohortes prospectivo multisitio basado en la comunidad, étnicamente diverso, para examinar el valor de la DE autodeclarada para predecir la incidencia de cardiopatía coronaria (EC) y la ECV. en aquellos pacientes libres de estos eventos CVD al inicio del estudio.

Los participantes MESA masculinos que asistieron a la visita 5 y respondieron la pregunta única del Massachusetts Male Aging Study sobre los síntomas de DE  como ”nunca capaz” o “a veces puede” fueron considerados para el análisis (n = 1914).

Después de excluir a 155 participantes con un evento de ECV antes de la visita 5, se realizó un seguimiento de 1757 participantes durante 3,8 años (rango intercuartílico, 3.5-4.2) y se evaluaron los resultados de los eventos graves de EC y ECV. (infarto de miocardio, paro cardíaco resucitado y muerte por enfermedad coronaria además de muerte por apoplejía y accidente cerebrovascular).

Tres modelos de riesgos proporcionales de Cox se desarrollaron para calcular los cocientes de riesgos para los resultados según el estado de DE (DE sí / no) después de ajustar por edad, raza / etnia y educación (modelo 1); ajustes adicionales para el tabaquismo, diabetes mellitus, antecedentes familiares de enfermedad coronaria, relación colesterol total / lipoproteínas de alta densidad, presión arterial sistólica, uso de medicación antihipertensiva y uso de medicación hipolipemiante (modelo 2); y ajustes adicionales para el uso de bloqueadores beta y depresión (modelo 3).

La edad media de los 1914 participantes fue de 69 ± 9,2 años y el 42,3% eran blancos, el 24,2% afroamericanos, el 10,5% chinos americanos y el 22,9% hispanos.

Los síntomas de DE fueron reportados por 877 (45.8%) participantes. Los participantes con disfunción eréctil eran más propensos a tener diabetes mellitus y antecedentes familiares de enfermedad coronaria. También eran más propensos a usar medicamentos bloqueadores beta, antihipertensivos, hipolipemiantes y antidepresivos.

Durante el seguimiento de 3.8 años, hubo un total de 40 eventos graves de CC y 75 ECV. Una proporción significativamente mayor de participantes con disfunción eréctil experimentaron eventos duros que aquellos sin disfunción eréctil (eventos duros de CHD: 3.4% versus 1.4%, P <0.001; eventos duros CVD: 6.3% versus 2.6%, P <0.001).

La disfunción eréctil fue un predictor significativo de eventos de cardiopatía coronaria (cociente de riesgos instantáneos, 2.5, 95% intervalo de confianza [CI], 1.3-4.8) y ECV (cociente de riesgos instantáneos, 2.6; IC 95%, 1.6-4.1) .

En síntesis en esta cohorte étnicamente diversa, basada en la comunidad, se encontró que la DE era un predictor significativo de eventos CV duros.

Según opinión de los autores, este es el primer estudio de DE y posterior ECV que se ajustó para la depresión y el uso de β-bloqueantes.

Los resultados sugieren que estos 2 factores pueden mediar parcialmente la relación entre la DE previa y la ECV subsiguiente, pero no atenúan la asociación prospectiva de la disfunción eréctil y la incidencia de ECV. Estos hallazgos refuerzan la evidencia existente para la asociación independiente entre la disfunción eréctil y la ECV, y podrían tener implicaciones clínicas importantes para la estratificación del riesgo en hombres de mediana edad.

Comentan los autores  sin embargo, que a pesar de estos hallazgos, la DE permanece ausente de la guía de predicción de riesgo de los EE. UU.

* Uddin SMI, Mirbolouk M, Dardari Z, Feldman DI, Cainzos-Achirica M, DeFilippis AP, Greenland P, Blankstein R, Billups KL, Miner M, Nasir K, Blaha MJ. Erectile Dysfunction as an Independent Predictor of Future Cardiovascular Events: The Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis. Circulation. 2018 Jun 11. pii: CIRCULATIONAHA.118.033990. doi: 10.1161/CIRCULATIONAHA.118.033990. [Epub ahead of print]

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina