27.07.2019

Geometría ventricular izquierda y patrón de repolarización precoz en atletas adolescentes

La importancia de la geometría ventricular izquierda que se correlacionaría con el patrón de repolarización precoz en atletas adolescentes fue el tema que desarrollaron autores italianos en la edición del 14 de julio del Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports. Tal será el tema de la NOTICIA DEL DÍA de hoy.

Comienzan los autores manifestando que el electrocardiograma en reposo de 12 derivaciones (ECG) forma parte del examen previo a la participación de atletas, para diagnosticar enfermedades cardiovasculares subyacentes. 

En Italia, este procedimiento redujo la incidencia de muerte cardíaca súbita (SD por sus siglas en inglés) en atletas a niveles más bajos que los de no deportistas.

Sin embargo, la interpretación precisa del ECG de los atletas requiere una investigación continua para reducir los falsos positivos y mejorar la especificidad. . 

Existe un consenso entre los cardiólogos de que es necesario refinar los criterios utilizados para discriminar con precisión las modificaciones del ECG relacionadas con el deporte de los hallazgos que sugieren patologías cardíacas.

Con frecuencia, las anomalías del ECG relacionadas con el ejercicio no solo dependen del tipo de deporte y la intensidad del entrenamiento. sino también de variables como la edad, el sexo y la etnicidad. 

La repolarización precoz (ER por sus siglas en inglés) es una de esas anomalías “comunes” y se define como una elevación de la unión QRS-ST de al menos 0,1 mV en derivaciones precordiales anteriores, con morfologías que son diferentes entre los caucásicos y los africanos. 

En particular, en los primero se caracteriza por una elevación del segmento ST con una concavidad hacia arriba, que termina en una onda T positiva, mientras que en los africanos muestra una elevación del ST con una convexidad hacia arriba, seguido de una onda T negativa.

En 2008, Haïssaguerre et al. introdujeron una nueva definición de repolarización precoz basada en la presencia, en las derivaciones infero-laterales, de las ondas J al final del QRS, con una morfología poco marcada que podría o no estar asociada con la elevación del segmento ST. Este patrón (ERp por sus siglas en inglés) aumenta el riesgo de muerte arrítmica en ausencia de enfermedad cardiovascular, según lo confirmado por otros.

Tikkanen et al. demostraron prospectivamente que un tipo horizontal o descendente está acompañado por un mayor riesgo de muerte arrítmica; a la inversa, el ascendente no está asociado con tal riesgo. 

Por lo tanto, la ERp podría subdividirse convenientemente en dos formas: 

a) el tipo de segmento ST ascendente, que es benigno y frecuente en los atletas, y

b) el segmento ST horizontal o descendente, que es maligno y está asociado con un aumento del riesgo arritmico.

Cappato et al. compararon a 21 atletas (edad promedio de 27 años, que sufrieron un paro cardíaco o SD) con 365 atletas sanos de la misma edad. Los autores demostraron que una onda J, en ausencia de elevación del ST en las derivaciones del ECG inferior-lateral, se asoció con un riesgo ligeramente mayor de paro cardíaco o SD, mientras que la presencia de elevación del segmento ST no aumentó dicho riesgo.

Desafortunadamente, la ERp aún no se evalúa a fondo en los atletas transpúberes jóvenes, que tienen un riesgo arrítmico más alto.

De un registro regional del Reino Unido, la etiología de la SD en los deportes varió con la edad y la muerte arrítmica súbita con un corazón estructuralmente normal es lo más común en los casos más jóvenes (<18 años), que representan el 56% de las muertes en niños y adolescentes (en comparación con solo el 26% en adultos> 35 años, en quienes la causa más frecuente de muerte es la enfermedad coronaria).

En atletas adolescentes, la prevalencia de ERp y la importancia clínica merecen ser aclaradas. Los autores evaluaron la prevalencia de ERp y su relación con variables clínicas, es decir, edad, género, etnia, antecedentes de arritmias y hallazgos eléctricos y estructurales derivados de ECG y ecocardiografía. 

Se analizaron retrospectivamente 414 ECG obtenidos de atletas jóvenes desde 2006 hasta 2017. Se encontró ERp en el 22% de los casos. 

En el grupo de ERp, encontraron un mayor porcentaje de negros, una mayor presión arterial sistólica y una menor frecuencia cardíaca (HR) en comparación con el grupo sin ERp. Este patrón fue menos frecuente en las atletas. 

En atletas con ERp, la aparición de latidos ectópicos ventriculares fue menos frecuente y la duración del QRS fue más corta. 

También mostraron mayor i) hipertrofia ventricular izquierda (HVI) basada en ECG, ii) masa ventricular izquierda y iii) grosor relativo de la pared (RWT relative wall thickness ), lo que sugiere una tendencia a la geometría concéntrica. 

En el análisis de regresión logística, se encontró que HR (OR 0.98 [0.96-0.99] p = 0.013), duración de QRS (OR 0.96 [0.94-0.99], p = 0.003), LVH (OR 1.09 [1.05-1.12], p < 0.001), y RWT (OR 1.08 [1.01-1.16] p = 0.032) fueron predictores significativos de la incidencia de ERp. 

La ERp es bastante común en atletas adolescentes y se correlaciona con la remodelación concéntrica del VI. 

Los hallazgos clínicos y de ECG específicos relacionados con el entrenamiento, como menor HR, LVH y duración del QRS también son factores predictivos de ERp. 

Concluyen los autores que en adolescentes deportistas no profesionales, la ERp es un hallazgo benigno asociado con algunas modificaciones cardíacas estructurales y eléctricas inducidas por el entrenamiento.

* Miragoli M, Goldoni M, Demola P, Paterlini A, Li Calzi M, Gioia MI, Visioli F, Rossi S, Pela G. Left ventricular geometry correlates with early repolarization pattern in adolescent athletes. Scand J Med Sci Sports. 2019 Jul 14. doi: 10.1111/sms.13518. [Epub ahead of print]

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina