15.08.2018

Mapeo nativo T1 y angina microvascular

La presencia de cuadros de angina de pecho típica en ausencia de enfermedad coronaria obstructiva, es una realidad de constatación permanente en la clínica, sobre todo en mujeres.

La NOTICIA DEL DÍA hoy se ocupará de esta cuestión comentando una publicación reciente en el International Journal of Cardiology que analizó la asociación inversa del mapeo T1 de miocardio nativo obtenido en la RNM y el índice de reserva de perfusión en mujeres con evidencia de isquemia y sin EAC obstructiva.

Analiza la publicación que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en las mujeres en los Estados Unidos, con aproximadamente 400,000 muertes al año, y la mayoría de estas muertes se deben a cardiopatía isquémica.

Sin embargo, en más del 50% de las mujeres que presentan síntomas isquémicos la enfermedad no tiene lesiones coronarias obstructivas (CAD por sus siglas en inglés) .

Como resultado, muchas de estas mujeres sintomáticas se consideran inadecuadamente como pacientes de bajo riesgo de acuerdo con las estrategias de tratamiento tradicionales basadas en la presencia de estenosis, precisamente debido a la falta de CAD obstructiva y a menudo fracción de eyección ventricular izquierda conservada en estas pacientes.

De hecho, las mujeres con signos y síntomas de isquemia y sin CAD obstructiva (INOCA por sus siglas en inglés) a menudo tienen disfunción microvascular coronaria (CMD por sus siglas en inglés) demostrada por los estudios clínicos WISE, (Women’s Ischemia Syndrome Evaluation) patrocinados por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre.

Definido por una respuesta anormal a la prueba de reactividad coronaria invasiva, la CMD conlleva un mayor riesgo de eventos cardíacos adversos mayores en comparación con mujeres sanas o asintomáticas, a pesar de la ausencia de CAD obstructiva.

En estas mujeres también se observan tasas elevadas de hospitalización por insuficiencia cardíaca, predominantemente con FE conservada, lo que lleva a la hipótesis de que la DMC y la angina microvascular pueden estar relacionadas mecánicamente con el desarrollo posterior de insuficiencia cardíaca con EF conservada (heart failure with preserved EF (HFpEF)

El mapeo de T1 miocárdico nativo o precontraste utilizando imágenes de resonancia magnética cardíaca (RM) ha surgido como un potente marcador no invasivo de la enfermedad del miocardio, proporcionando una nueva visión de las características del tejido miocárdico.

El T1 nativo es sensible al contenido de agua en los compartimentos del miocardio intracelular y extracelular, así como en el espacio intravascular (en forma de sangre intramiocárdica).

Se sabe que los valores nativos de T1 difusamente elevados son sugestivos de matriz extracelular expandida en presencia de fibrosis miocárdica difusa y / o sangre intramiocárdica incrementada, por ejemplo, en pacientes con estenosis aórtica.

Recientemente, Liu et al. han demostrado que, en pacientes con CAD obstructiva, la “reactividad” T1 del miocardio nativo puede detectar el territorio del miocardio afectado por una estenosis epicárdica significativa.

Esta característica en CAD obstructiva está principalmente impulsada por T1 nativa elevada en reposo.

Los pacientes con INOCA a menudo tienen EC no obstructiva en forma de aterosclerosis coronaria difusa como se ha observado en estudios de ultrasonido intravascular de WISE y otra cohorte similar.

En este estudio piloto de mujeres WISE, el objetivo fue determinar si hay T1 nativa anormalmente elevada en mujeres con INOCA en comparación con los controles normales emparejados, y para evaluar la relación entre los índices de reserva de perfusión (MPRI, myocardial perfusion reserve index) y la función diastólica nativa T1.

A tales fines se estudiaron 22 pacientes mujeres con INOCA y doce controles de referencia femeninos con la edad y el índice de masa corporal correspondientes. Los pacientes tenían evidencia de isquemia inducida por vasodilatadores sin CAD obstructiva o  infarto previo.

Los 34 sujetos se sometieron a MR de estrés / reposo, incluido el mapeo T1 nativo a 1,5 Tesla.

Como era de esperar, la MPRI (myocardial perfusion reserve index) se redujo significativamente en los pacientes en comparación con los controles (1,78 ± 0,39 frente a 2,49 ± 0,41, p <0,0001).

La T1 nativa fue significativamente elevada en pacientes (1040.1 ± 29.3ms frente a 1003.8 ± 18.5ms, p <0.001) y la T1 aumentada mostró una correlación inversa significativa con la MPRI (r = -0.481, p = 0.004), pero no se correlacionó con tasa de strain diastólica reducida.

Como conclusiones las mujeres sintomáticas con INOCA tienen T1 nativa elevada en comparación con los controles de referencia pareados y existe una asociación significativa entre T1 nativa elevada y MPRI alterada, considerada una medida sustituta de la gravedad de la isquemia.

Una vez más se necesitan estudios futuros en una cohorte más grande para dilucidar el mecanismo que subyace a esta relación inversa.

* Shaw JL, Nelson MD, Wei J, Motwani M, Landes S, Mehta PK, Thomson LEJ, Berman DS, Li D, Bairey Merz CN, Sharif B. Inverse association of MRI-derived native myocardial T1 and perfusion reserve index in women with evidence of ischemia and no obstructive CAD: A pilot study. Int J Cardiol. 2018 Jun 22. pii: S0167-5273(17)35368-8. doi: 10.1016/j.ijcard.2018.06.086. [Epub ahead of print]

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina