18.11.2018

Troponinas cardíacas de alta sensibilidad y ultrasensibles

La medición de las troponinas cardíacas, ya sea troponina I o T cardíaca, se ha convertido en el responsable último de la toma de decisiones clínicas en pacientes con sospecha de síndrome coronario agudo (SCA), especialmente en pacientes con infarto de miocardio sin elevación del segmento ST (IAMSEST).

Partiendo de esta premisa, la NOTICIA DEL DÍA comentará hoy una publicación del mes de octubre en el Biochemia Medica, publicación oficial de la Sociedad Croata de Bioquímica Médica y Medicina de Laboratorio, que se ocupó de analizar los requisitos para una implementación efectiva en la práctica clínica de la determinación de las Troponinas cardíacas “ultra sensibles”.

A manera de introducción los autores consideran que a pesar de los muchos esfuerzos realizados mediante la adopción de estrategias preventivas generalizadas, la morbilidad y la mortalidad por el síndrome coronario agudo (SCA) siguen siendo extremadamente altas.

Por lo tanto, la isquemia miocárdica y cómo detectarla y mensurarla se ha convertido en uno de los principales desafíos de atención médica a nivel mundial.

A diferencia de muchas otras enfermedades humanas, el enfoque de diagnóstico para pacientes con sospecha de SCA ha experimentado cambios considerables y revolucionarios desde la publicación de los primeros criterios diagnósticos por parte de la Organización Mundial de la Salud a principios de los años 70.

Independientemente de la presencia de signos y síntomas típicos de isquemia miocárdica y alteraciones electrocardiográficas (ECG) sugestivas, la medición de las troponinas cardíacas (cTns), ya sea con troponina I (cTnI) o con troponina T (cTnT) cardíaca, se ha convertido en responsable de la toma de una decisión clínica específica, particularmente para diagnosticar infarto de miocardio sin elevación del ST (NSTEMI).

Pruebas muy recientes, que combinan los criterios de organización y económicos con la eficiencia diagnóstica, también confirman que la medición de biomarcadores adicionales, como la isoenzima MB de la creatina quinasa (CK-MB), impone una carga financiera considerable para el sistema de atención de salud, sin proporcionar un valor incremental a la atención al paciente.

Al abordar específicamente el tema de las troponinas ultrasensibles señalan que los pilares analíticos acordados universalmente de las pruebas de cTn  incluyen sustancialmente el límite de detección (LoD), el límite de blanco (LoB), la sensibilidad funcional (también conocida como “Límite de cuantificación”; LoQ) junto con el porcentaje de sujetos “aparentemente sanos” que muestran valores mensurables <99 ºpercentil.

La última generación de inmunoensayos de troponina cardíaca, definidos convencionalmente como “altamente sensibles” (HS), se caracteriza por un LoD más de 100 veces menor en comparación con las primeras técnicas comercializadas y un porcentaje de valores medibles de forma consistente por encima del 50% en la población general.

La reciente comercialización de métodos con una mayor sensibilidad analítica mejorada (es decir, ensayos “ultra-sensibles”), que permiten medir los valores de troponina cardíaca en la gran mayoría de sujetos sanos, ahora está desafiando el paradigma de diagnóstico basado en la eliminación temprana de sujetos con valores de troponina cardíaca comprendidas entre el 99º percentil y LoD.

Las nuevas estrategias de diagnóstico, que implican cortes específicos para el ensayo, deben, por lo tanto, desarrollarse y validarse en grandes estudios multicéntricos.

El objetivo de este artículo de la revista croata fue entonces proporcionar una actualización sobre las técnicas de alta sensibilidad disponibles comercialmente y las técnicas “ultra” sensibles para medir las troponinas cardíacas, junto con las posibles implicaciones de una sensibilidad analítica cada vez mayor en los algoritmos de diagnóstico para evaluar a los pacientes con sospecha de SCA.

En la exposición del texto, los autores recuerdan que el desarrollo y la comercialización de inmunoensayos de cTn comenzaron hace casi 40 años y progresaron con el lanzamiento de métodos caracterizados por un rendimiento analítico mejorado gradualmente, que ahora están reemplazando paulatinamente e irreversiblemente a la generación anterior de técnicas “contemporáneas”.

Por ejemplo, los inmunoensayos de cTn de primera generación se caracterizaron por un LoD de aproximadamente 500 ng / L y un 0% de valores medibles (es decir, concentración > LoD) en sujetos sanos, mientras que la última generación de inmunoensayos se caracteriza por un LoD de más de 100 veces más bajo en comparación con las técnicas originales y un porcentaje de valores medibles típicamente > 50%.

Como conclusiones los autores destacan que la introducción gradual en la práctica clínica de los llamados inmunoensayos de cTn “US” tendrá que ser anticipada por estudios amplios y sólidos destinados a identificar los cortes más adecuados y el momento más apropiado para el muestreo en serie para obtener ñps mejores resultados en el diagnóstico de los SCA.

* Lippi G, Sanchis-Gomar F.  Ultra-sensitive” cardiac troponins: Requirements for effective implementation in clinical practice. Biochem Med (Zagreb). 2018 Oct 15;28(3):030501. doi: 10.11613/BM.2018.030501.

Auspicios Institucionales
  • Sociedad Argentina de Cardiología
  • Federación Argentina de Cardiología
  • SIAC
  • SADEC
  • Asociación Argentina de Cardiología
  • Latin American Heart Rhythm Society
  • Fundación Barceló - Facultad de Medicina